lunes, 17 de septiembre de 2007

La Vida Abundante

"He venido para que tengan vida y vida en abundancia," dijo Jesús.

La vida abundante es tener lo suficiente para tu vida y que sobre para apoyar las necesidades de otros. Es la vida eterna que Jesús ofrece cuando dice, “Dios Amó tanto al mundo que dio su único hijo para que tengan vida eterna”.

La vida eterna empieza aquí en este mundo. No tenemos que esperar la muerte. Lo que tenemos que hacer es aceptar la obra sacrificial de Cristo y hacerlo nuestro Señor. Desde ese momento somos hijos de Dios viviendo las normas del reino de su Hijo, Jesucristo. En vez de vivir las maldiciones del pecador esclavo del Diablo, ahora vivimos con las bendiciones de los hijos de Dios. Gozaremos de la vida abundante.

1 comentario:

Ulysses dijo...

Hola: Muy buen comentario.Bendiciones